• portada
Parroquia de la Santa Cruz en San Nicolas

¡Bienvenidos!

Estamos al Servicio del Evangelio buscando vivir una vida como la llevaron las primeras comunidades cristianas. Unidos en amor entre nosotros y con nuestro obispo crecemos en la fe y la esperanza.

Homilías

Para salvarte hace falta una cosa, obedecer la Escritura

El doctor de la Ley le pregunta a Jesús sobre su propia salvación y Cristo lo remite a la Sagrada Escritura; si el maestro de la Ley quiere alcanzar la salvación, todo lo que necesita está en la Biblia, pero no basta leerla, hay que conocerla, hay que estudiarla, hay que vivirla. San Pablo nos recuerda que la Escritura es inspirada por Dios y ella nos debe llevar a una vida recta, pero también debe ser usada para corregir y orientar la vida del cristiano.

Sin vida espiritual no habrá paz

El tema de la paz que nos ofrece hoy san Lucas, también es un tema fundamental para san Juan evangelista; la paz es la garantía de nuestra felicidad y, con frecuencia, no la disfrutamos porque los grandes vacíos que hay en nuestras vidas entre lo que queremos y lo que está a nuestro alcance no lo llenamos con la presencia de Dios, sino con todo aquello que nosotros queremos conseguir por nuestras propias fuerzas.

Una decisión que compromete

Lucas nos presenta a Jesús instruyendo a sus discípulos en la esencia de lo que significa seguirlo y ser verdaderamente discípulo suyo. Hay que tomar la firme determinación de seguirlo fielmente, vivir la austeridad, que Jesús sea el centro de nuestra vida y de que nos decidamos a imitar su vida.

Nuestros grupos

Nuestro equipo sacerdotal

Mensaje de nuestro Pastor

2019-07-15

Aunque ya en otras ocasiones he escrito sobre el tema de la comunicación, éste siempre será un tema que debemos de revisar, sobre todo en los matrimonios, ya que con el paso del tiempo y la agitada vida que tenemos, es fácil que se vayan perdiendo elementos importantes. Debemos recordar que la comunicación no solo es verbal sino afectiva y emocional. Pude que en un momento se tenga una buena comunicación verbal, pero que ésta esté solo orientada a las cosas de cada día: el trabajo, la economía de la casa, los hijos, los compromisos sociales, etc.. Sin embargo ésta es solo parte de la comunicación, y en muchos casos no es siquiera la más importante. Hay una comunicación que incluye “lo que nunca se dijo” y que finalmente dice lo que hay en nuestro corazón. NO basta saber que el otro me ama, es necesario oírlo. Oírlo muchas veces, para generar un eco en el corazón del amado. No basta saber que piensas en mi, es importante que haya expresiones que demuestren que efectivamente lo haces. Nuestras actitudes hablan más que mil palabras. Cancelar un compromiso para ir con la esposa o el esposo, demuestra que efectivamente soy muy importante para él o ella. Esta comunicación es más importante y necesaria que los asuntos cotidianos, ya que así mantenemos encendido el fuego en el corazón. Los besos, los abrazos, el salir a caminar juntos, el tomarse de la mano, forman parte de la comunicación afectiva que alimenta la relación y la mantiene viva y palpitante. El mundo agitado que vivimos no coopera mucho a que esto se dé, por ello es importante mantenerlo en nuestra mente y con frecuencia revisarlo. Igual de  importante es también la retroalimentación, pues no siempre el mensaje llega o no llega como nosotros lo esperábamos. Por ello es fundamental el preguntar si esta comunicación está llegando… si la persona se siente realmente amada y atendida. Igualmente lo es  saber qué más le gustaría que hiciera por él o ella. Esta útima pregunta, suele ser el detonante de un amor que se expande en el corazón hacia el otro al saberse amado y complacido. No dejemos nunca de verificar que nuestra comunicación es activa, afectiva y efectiva, pues ésta es la calve para que el matrimonio sea la antesala del cielo. 

Síguenos en Instagram

+52 (81) 1160-1416

Cerro del Topo No. 215
Col. Las Puentes 2do. Sector
San Nicolás de los Garza, NL