Homilía Dominical

Domingo I de Adviento

27 de Noviembre, 2016
43:57 minutos

Isaías nos invita a ir al templo con alegría, a seguir sus sendas y a vivir a la luz del Señor, dejemos que este Adviento sea el tiempo adecuado para todo ello.

Citas relacionadas: Isaías 2, 3-5 Mateo 21, 13 Juan 17, 17 Mateo 8, 20 1 Timoteo 6, 10 Salmo 119, 105

Pensamiento desarrollado

  1. El adviento se centra en las tres venidas de Cristo, la histórica cuando se hizo hombre, la espiritual que realiza cuando viene a nosotros en la eucaristía y la definitiva o final cuando entregue el Reino en manos del Padre.
  2. El camino de la redención inicia desde el Génesis, aunque Dios tiene un plan de salvación desde antes de la creación del mundo.
  3. El camino que inició en el Génesis cuando Dios prometió un Salvador, termina con el nacimiento de Cristo.
  4. La vida del cristiano debe ser siempre un camino hacia la pascua eterna a la que Dios nos llama.
  5. Necesitamos hacer un programa que no termine con la fiesta de Navidad el día 25 de diciembre, sino que ha de concluir cuando el Señor nos llame a su lado.
  6. Es tiempo de que los católicos revaloremos nuestros templos, porque son lugares de encuentro con Dios porque están consagrados al Señor.
  7. Cristo es la Verdad y la Verdad es su Palabra, toda verdad está contenida en la Biblia.
  8. Jesús nos recuerda que el templo es casa de oración.
  9. Andar en las sendas de Jesús es vivir en la predicación, la renuncia y la penitencia.
  10. Jesús nos recuerda que las zorras tienen guaridas y las aves del cielo nidos, pero él no tiene no tiene dónde recostar su cabeza.
  11. Jesús vive en libertad total sin ningún tipo de apego a nada.
  12. No olvidemos que la senda definitiva en el camino de Jesús, es el camino de la cruz.
  13. Trabajar junto con Dios significa vivir en oración, tener su misma visión para construir la paz.
  14. La paz se destruye por el afán de más dinero, por eso las guerras y los problemas de personas y países.
  15. Vivir a la luz del Señor es vivir guiado por su gracia.
  16. Para vivir en la fidelidad a Dios, necesitamos tener un proyecto de vida.
Categoría adviento, preparación, redención
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz