Homilía Dominical

Jesucristo Rey del Universo

20 de Noviembre, 2016
48:56 minutos

Así como podemos disfrutar bellos momentos en nuestra vida ordinaria, también podemos aspirar a disfrutar de la vida más allá de la muerte, en el reino de Dios, cuya puerta de entrada es la cruz. El que muere está invitado al reino de Jesús.

Citas relacionadas: Génesis 2, 8ss Mateo 16, 24 Salmo 51, 7 Romanos 14, 17

Pensamiento desarrollado

  1. Muchos piensan que no hay nada más allá de este mundo y por eso viven gozando y divirtiendo en esta vida.
  2. El buen ladrón reconoce que Jesús es un rey y que hay un reino después de esta vida.
  3. El texto compara el reino con el paraíso.
  4. Al reino o al paraíso se entra a través de la muerte.
  5. El paraíso lo tendríamos que identificar con la felicidad máxima.
  6. La cruz es la puerta de entrada al paraíso.
  7. La cruz es la puerta angosta de la que habla Jesús por la que tenemos que entrar a su reino.
  8. El pecado es el problema que tenemos que crucificar.
  9. El salmista dice que fue concebido en pecado por su propia madre.
  10. San Pablo dice que el reino de Dios no es comida, ni bebida sino de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.
  11. La felicidad de este mundo se acaba, pero la felicidad del reino jamás terminará.
  12. Todos tenemos miedo a morir o no queremos morir aunque ello signifique alcanzar el reino de Dios.
  13. El elemento que nos ayuda a dar el paso para darlo todo, venderlo todo o crucificarnos a nosotros mismos es la fe.
  14. Así como al inicio Zacarías no cree y María sí cree, así al final un ladrón no cree y otro sí le cree a Jesús.
  15. Jesús le dice a Pilato que su reino no es de este mundo.
  16. Hay que hacer cuanto sea necesario para tener acceso al reino de Jesús, el reino del amor, la justicia y la paz.
Categoría Cristo Rey, cruz, felicidad, Mesías
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz