Homilía Dominical

Santa María Madre de Dios

1 de Enero, 2017
46:52 minutos

Cuando nos vemos rodeados por la oscuridad nuestra primera necesidad es sentir seguridad y confianza. María es la madre buena que nos brinda su cercanía y cuidados amorosos cuando tenemos miedo.

Citas relacionadas: Juan 19, 27 Apocalipsis 12, 1-2

Pensamiento desarrollado

  1. El Papa Pablo Vi declara a María como Madre de la Iglesia.
  2. Los niños le tienen miedo a la oscuridad, y todos nos sentimos inseguros cuando no hay luz.
  3. Ante la situación económica y social que estamos viviendo, el mexicano se siente inseguro y, hasta con miedo.
  4. Lo que necesitamos para caminar en la oscuridad es, cuando menos, una pequeña vela.
  5. En este camino oscuro no estamos solos, pues nos acompaña nuestras familias y nuestras comunidades.
  6. El cristiano que aceptó a Jesús como la luz de su vida no puede tener miedo, sino que debe vivir en esperanza.
  7. Los cristianos estamos llamados a vivir en perenne esperanza, porque de otro modo podemos perderlo todo.
  8. La Virgen de Guadalupe viene a traer esperanza a un pueblo que vivía en desesperación por lo que había vivido en años anteriores.
  9. En las bodas de Caná, María nos dice que hagamos todo lo que Jesús nos pide.
  10. Jesús nos invita a confiar en él porque prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.
  11. Jesús, desde la cruz nos deja a su madre, porque sabe que lo mejor que nos puede dar para superar nuestros miedos y temores, es una mamá que nos cuide.
  12. María es la madre de la luz, pero también es la madre que nos cuida, nos protege y nos consuela.
  13. Hay muchos tipos de oscuridad, pero de todas ellos nos protege y defiende la luz y María, nuestra madre que nos da a Cristo, Luz del mundo.
  14. Jesús no vino a quitar la oscuridad, vino a iluminar a los hombres que se acercan a María, la madre que nos invita a no vivir en el temor.
  15. María es modelo de confianza porque se abandonó en el Señor.
  16. La confianza en Dios nos lleva a conseguir la paz.
  17. Los que confían en Dios tienen esperanza, porque saben que Dios no defrauda.
  18. María tiene confianza y espera en Dios porque tiene fe, porque le cree a Dios.
  19. El fruto de la confianza, la espera y la fe es siempre la caridad, virtud que se vive y forma a la Iglesia.
  20. El cristiano camina tomado de la mano de la Virgen y de la mano de la Iglesia.
  21. Tomados de la mano de la Virgen María y confiados en su compañía, nos dirá que ella está ahí, porque es nuestra madre.
Categoría esperanza, María, Navidad
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz