Homilía Dominical

Semana XXXIII Tiempo Ordinario

16 de Noviembre, 2016
45:19 minutos

El cristiano sabe que seguir a Jesús supone el riesgo de persecución, perder la vida y de sufrir, pero el que es fiel y reconoce que la vida eterna se consigue como recompensa a la fidelidad, sabe que cualquier peligro es nada comparado con la salvación.

Citas relacionadas: Mateo 24, 36 Lucas 12, 46 2 Pedro 3, 10 1 Tesalonicenses 5, 2 Mateo 24, 43-44 Mateo 5, 11-12 1 Pedro 4, 12 Marcos 8, 38 Romanos 1, 16

Pensamiento desarrollado

  1. Si sabemos que hay una vida después de esta vida y hay un juicio al final de nuestra vida humana, entonces tenemos que prepararnos para ese momento.
  2. Como el mundo piensa solo en preocupaciones temporales, el cristiano va a convertirse en un perseguido.
  3. El adolescente y el joven buscan dónde encajar, busca pertenecer, pero si es fiel a su fe, entonces es rechazado y marginado.
  4. El cristiano suele ser un hombre piadoso, pero con frecuencia puede tener miedo de ser cristiano en la vida diaria.
  5. Jesús nos dice que nadie sabe ni el día ni la hora de la venida definitiva del Hijo del hombre.
  6. El día menos pensado y a la hora menos esperada llegará será la llegada de nuestro Señor.
  7. San Pedro afirma que el día del Señor llegará como un ladrón, es decir, inesperadamente.
  8. Todo la creación y cuanto Dios hizo tiene sentido para nuestra salvación.
  9. Jesús nos invita a estar listos, estar preparados para el momento en que el Señor regrese.
  10. Las persecuciones del siglo XX han sido más que todas las que sucedieron en todos los siglos anteriores.
  11. La persecución produce en el cristiano miedo que le provoca a evitar mostrarse como tal.
  12. La última bienaventuranza nos invita a confiar en Dios durante la persecución.
  13. Jesús nos invita a saltar de alegría y estar contentos si somos rechazados, marginados o perseguidos por ser fieles a él.
  14. Dios nos invita a ser fieles en todo momento.
  15. Ser probados no es algo extraordinario, sino algo que le sucede a todos los cristianos que son fieles.
  16. El que se avergüence del Señor y su mensaje sufrirá una respuesta similar de parte de Dios.
  17. San Pablo dice que él no se avergüenza del evangelio de Cristo.
Categoría fidelidad, persecución
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz