Homilía Dominical

La Natividad del Señor

25 de Diciembre, 2016
45:17 minutos

El mundo yacía en tinieblas cuando Dios envió a su Hijo Jesús, quien se declara como la Luz del mundo que nos libra de las tinieblas y nos invita a ser luz del mundo para los demás.

Citas relacionadas: Génesis 1, 1-5 Isaías 9, 2 Mateo 4, 16 Juan 1, 1ss Juan 9, 5 Mateo 5, 14-16 Mateo 11, 28

Pensamiento desarrollado

  1. El proyecto de Dios no inicia con Jesús, sino que llega con él a su plenitud.
  2. En el principio Dios creó la luz y apartó del universo la oscuridad.
  3. La llegada de Jesús es luz para los pueblos que entonces vivían en sombras de muerte.
  4. Muchos factores en tiempos previos al nacimiento de Jesús hacían que la gente tuviera miedos y sufriera inseguridades.
  5. Juan el Bautista es testigo de la luz, de Jesús que es la Luz del mundo.
  6. La luz de Cristo viene a iluminar nuestra oscuridad.
  7. El niño pequeño que nos ha nacido es Dios que nos viene a liberar de todo aquello que nos aflige.
  8. Dios no creó la oscuridad, sino la luz y él nos invita a vivir en su luz eterna y duradera.
  9. Somos luz los que hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor.
  10. ¿Cómo vamos a convertirnos en guía de los demás si no vivimos en la luz que Jesús nos da?
  11. La Palabra de Dios también es la luz que ilumina nuestras vidas.
  12. Jesús nos invita a ir en pos de él para darnos descanso y alivio en nuestras tribulaciones.
  13. Dios quiere que tengamos luz en medio de nuestras oscuridades, dolores, penas y tristezas.
  14. Todo cambia cuando dejamos que Dios nos cambie y nos transforme nuestras vidas.
Categoría Juan Bautista, luz, Navidad
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz