Homilía Dominical

La Epifanía del Señor

8 de Enero, 2017
44:35 minutos

El ser humano es alguien que está en constante búsqueda. Anhelamos la felicidad, la verdad, la paz; y solo el tiempo nos muestra que todo eso solo se encuentra en Dios y nadie más. Si lo tienes a él, encontrarás todo lo que deseas.

Citas relacionadas: Mateo 2, 2. 8 Romanos 1, 18-20 Romanos 2, 14-15 Filipenses 3, 12-14 Tobías 5, 1-4

Pensamiento desarrollado

  1. Los hombres estamos constantemente buscando la felicidad.
  2. Jamás tendremos suficientes bienes como para no querer algo más o tener algo diferente, pues somos insaciables.
  3. Muchos piensan que tener poder es lo que trae la felicidad, porque además le puede ayudar a tener más bienes.
  4. Otras personas buscan el placer como medio para conseguir la felicidad y se entregan a toda clase de placeres, pero ni así consigue la felicidad que tanto buscan.
  5. Todos los seres humanos andamos a la búsqueda de la verdad porque forma parte de nuestra naturaleza.
  6. Los seres humanos hemos llegado hasta donde estamos porque somos por naturaleza buscadores de los por qué de las cosas.
  7. Todo ser humano anda a la caza de la paz, pues queremos que la paz rodee nuestras vidas.
  8. Los magos que nos presentan el evangelio andan precisamente la felicidad, la verdad y la paz que la encontraron en aquel niño pequeño.
  9. El evangelio nos enseña que si buscamos a Dios, al verdadero Dios encontraremos la felicidad, la verdad y la paz.
  10. Los magos vienen buscando a Dios, puesto que al encontrar al niño se postran y le adoran.
  11. El hombre, por su naturaleza, busca a Dios, pero si no lo busca, entonces buscan cosas que sustituyan a Dios y los trata como si fueran Dios.
  12. La Biblia nos llama la atención sobre el dinero y todos los ídolos que usamos para suplir a Dios.
  13. San Agustín dice que nuestro corazón solo puede encontrar descanso hasta que encuentra a Dios que creó nuestro corazón para sí mismo.
  14. La búsqueda real de Dios termina cuando Dios se nos manifiesta, cuando realiza su Epifanía en nuestras vidas.
  15. Dios quiere que lo encontremos, por eso san Pablo dice que él se deja alcanzar por Cristo, cuando él pensaba que él tenía que alcanzar a Jesús.
  16. Nadie encuentra a Dios solo ni por sí mismo, sino que tenemos necesidad de los demás, de alguien más que ya haya recorrido el camino hacia Dios.
  17. Así como Tobías tuvo necesidad de un guía y Dios le envió al ángel Rafael, así todos necesitamos que nos guíe hasta llegar a Dios.
  18. Nosotros debemos ser el guía y el compañero de quienes no conocen a Jesús.
  19. María es quien nos ofrece en todo momento a su Hijo Jesús.
Categoría camino, felicidad, Navidad
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz