Mensaje del 2 de Abril, 2017.

Con la cercanía de la Semana Santa, es posible que la tentación del descanso nos lleve a pensar sólo en las necesarias vacaciones y que quedará en segundo plano la celebración de las Fiestas Pascuales que son, para nosotros los cristianos, las celebraciones más importantes de todo el año.

Es verdad que todos necesitamos un buen descanso, pero el mundo moderno y consumista nos lleva a pensar que sólo se puede descansar en una playa o en un lugar de recreación. Es necesario revalorizar también el descanso en nuestra propia casa, junto a nuestros familiares, y aprovechar para participar en las actividades parroquiales que nos ayudan a vivir con intensidad este maravilloso misterio de la muerte y resurrección de nuestro Señor.

Según me parece, Dios nos da la oportunidad de ambas cosas… podemos con gran facilidad aprovechar los primeros días (lunes, martes y miércoles) para estar con la familia, salir de paseo y visitar a nuestros familiares, sobre todo a aquellos que no vemos con frecuencia; y a partir del jueves podemos descansar en casa por las mañanas y dedicar las tardes a participar en los oficios propios de esa semana: el Jueves la Última Cena y por la noche la Vigilia Eucarística; el Viernes la Pasión del Señor y por la tarde el Vía Matris; y finalmente el Sábado por la noche la Vigilia Pascual, que es la celebración más importante de nuestro cristianismo, pues en ella festejamos el triunfo del Señor sobre la muerte y el pecado.

Aprovecha bien la Semana Santa… es tiempo de descanso, pero también de participar activamente en las Fiestas Pascuales.

  1. 03/04/2017

    Muchas gracias Padre Ernesto, por todo lo que nos comparte!¡

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo no se publicará.

2016 | Parroquia de la Santa Cruz